951
12 Sep 2014 / 06:34 am

Por Hellman Pardo

En "Lo que aire es" Xavier Oquendo dialoga con los rostros de los fabuladores del mundo, como llamó Baltasar Gracián a los poetas que se llevan dentro. Y no solo con los poetas, o sus voces internas, sino con el lenguaje, a veces olvidado, de la misma poesía. Leer sus páginas es sumergirse en la condición humana de sentir el aire purificado.

 

ÉRASE UN CAFÉ CON DOS POETAS

Dos poetas se encuentran.
Se buscan como si fueran parte de un juego antiguo.
Se hablan de lo que dejó por ellos la vida y sus matices.

Dos poetas se revisan
luego de su experiencia por el fuego
y su largo paseo por la luna.

Los dos se han roto un poco
todo el amor. Todo el sabor. Todo.

Los dos se han puesto parches,
se han quedado un poco salobres,
un poco suaves. Porque así es el tiempo.,
el extremo opuesto del cómplice.

A los dos les da miedo el mar. Pero lo aman.
Y se dan miedo. Y se aman.

El uno y el otro saben que son poetas
y se alcanzar a decir,
mientras pasa, por sus poemas,
un ángel arrodillado.

 Xavier Oquendo

 


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com