636
11 Oct 2019 / 03:29 am

 

POEMA CONMINATORIO

Un antiguo deportista nacional camina una noche de verano.
Lleva zapatos de baile
salpicados de vómito.

En un cruce de las afueras de la ciudad
contempla en el vapor de la media noche
la cruz de la cima
y se apoya en ella como entonces
cuando su clase del colegio se helaba de frío en Dachstein
y su mejor amigo le tomaba una fotografía.

Como entonces, da palmadas y ríe como un anciano
a pesar de que la noche de verano es tibia
y ya nadie lo fotografía.

Es la noche de las botas de esquí
retumbando en la cabina del teleférico,
el arroyo murmura bajo el hielo en las profundidades
y la víbora avanza desde los arándanos
bajo los pantalones del esmoquin del supernumerario.

su última mirada contempla en la temible noche
un autobus que va al aeropuerto
donde los pasajeros se mueven como gusanos
en el interior de un estómago.

Era el empleado de la caja de ahorros central.
Ya siendo un niño estaba muy unido a los esquís
que ahora ya no le importan.
Ya entonces las libélulas bailaban
sobre los charcos en la montaña
cuya agua está contaminada.

Envejecer como los esquís, el supernumerario
o el empleado de la caja de ahorros central
y que frente a mí brille una mesa
sobre la que se balancea una simple cuchara.

PETER HANDKE


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com