628
13 Sep 2019 / 03:22 am

 

DIOS FUE TESTIGO de mis plegarias.

Rogué por una oportunidad más,
rogué por la vida de mis hijos,
rogué por sus madres.

Sólo escuché risas burlonas,
insultos
y el ruido de un esmeril
sobre un metal grueso y áspero.

Lo último que vi
fue el brillo de esa hoja afilada
en forma de hacha.

Dios permaneció sordo
yo… perdí la cabeza.

CHARY GUMETA


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com