650
09 Jul 2020 / 07:27 am

 

Presentamos una selección de poemas de Yrene Santos (Villa Tapia, provincia Hermanas Mirabal, República Dominicana, 1963). Escritora y profesora en la City University of New York (CUNY) y St. John’s University. Es Co-organizadora del Festival de Las Américas, Nueva York (The Americas Poetry Festival of New York) (poetryny.com).

 

 

 

Fénix

 

La luna es un trozo de memoria

abarcando mis ojos

La vi flotar en océanos

nadé ansiosa para recuperarla

pero un rayo gritó fuerte

partiendo en dos los mares

me quedé en el medio

colgando de un relámpago

una lluvia de espejos cayó vertical

en distintos tamaños

colores y formas

casi ciega estuve de forzar mi mirada

Recordé entonces el origen

e intenté moverme

Pasaron minutos

y me miré cristal

estatua

hielo

carbón

sueño.

 

 

 

¿Qué significa “coup d’ etat”?

 

Imagine un reptil ahorcando un corazón

Creerse en el derecho de vaciar la prepotencia

En el más débil

Cobardía barata

Pecar de ignorante cuando era otro el rumbo

De la primera idea

¿Humanidad?

Como se vuelve tonto el ser en un segundo

Como se rompen los huesos de la concordia

Por una simple pregunta

Como se edifica un silencio

Extendido desde cuatro paredes

Hasta donde termina el aliento

Ser transformado en un segundo

Instante que cambió todo el ritmo

Como volverse otro y cambiarle la cara a la emoción

Hay instantes de ceguera en cada cuerpo

En cada esqueleto vestido con camisas delicadas y corbata

¿Cómo se remedian los errores?

Se pasa de la depresión al llanto que llueve en el estómago

Se extirpa la sonrisa que parecía interminable

La risa de los sueños cortan de una cuchillada

Todos los versos escritos en el vientre.

Se detienen tajante las manos

Y son lavadas

Una y otra vez.

 

 

 

Anoche regresó la palabra

 

Anoche regresó la palabra estrenando alas

trajo con ella el gesto recurrente

un canto renovado en nuevas voces

indiferentes hasta hoy

se despertaron angustias

la esencia de los días 

 

Ya se verán correr torrentes inimaginables

imágenes crecidas

en la vitalidad de hombres y mujeres recién conocidos

huellas dejadas en los caminos

 

Se necesitaba un apoyo

se consiguió más que eso

se han abierto callejones

Avenidas

Puertos

Oídos

Corazones

En buena forma

Se revela un nuevo ser.

 

 

 

En días pasados

 

En días pasados

Empecé a reinventar la canción del amor

Miles de horas pasé flotando en la inseguridad

Pesadillas enormes me volvieron nómada en la cama

Cada día un corazón distinto conversaba conmigo

Y el abismo creció

Se volvió horizonte lleno de jardines increíbles

Sombras agasajando mis pasos

Un amanecer se posó en mi ventana donde mi imagen se enterneció.

(y ese amanecer con forma de ángel traspasó el cristal

me envolvió con cuidado y me llevó con él)

No me trajo de vuelta

hasta cuando yo sólo era

un punto agarrado al cordón umbilical.

 

 

 

La mujer                                                                                                                                                         

 

Hoy he visto a una mujer llorándole los huesos

en ellos los recuerdos se aposentan

entretejen su sueño tan estropeado como sus pies

sus manos, sus senderos de carne

mientras cabizbaja, sus ojos cerrados se deslizan a la tierra

su espalda semi desnuda piensa rumores de los años vividos

las memorias se pierden con el hambre

el hambre catapulta cualquier gesto de alegría

Hoy he visto a una mujer envuelta en un rosado

hasta donde comienzan sus dos rumbos

con la cabeza cansada y su pelo de una pulgada

tocando su vientre ancho y las rodillas

en un escalón cualquiera de una estación del tren.

Muchos pies menos, a esta hora arrastran la fatiga de un día largo

menos y menos dedos afincan la ternura que instantes atrás

rozaron brazos, muslos    vientres o se geometrizaron

en algún sofá tibio     una cama caliente o un suelo fresco

Y a esa mujer, hoy en mi cartera me la he traído

para mantenerla viva    digna     plena,   en una

habitación de mis libreros.

 

                                                                           A mi queridísimo tío Cielo                                                                                                                                         por los días felices de mi infancia.

 

 

Finalmente

 

10 de octubre

4:00 de la mañana

Una sonrisa

muchos brazos abiertos

música de viento

y andar con paso apresurado

Otros bailando suave la danza de la bienvenida

del reencuentro

El último dolor de mi abuela se ha extinguido

yace inerte en la cama eterna que guardará sus huesos                                       

                                     cuando la piel caduque haciendo florecer nuevos jardines

El último dolor de mi abuela se durmió

y en el sueño atravesó montañas

ríos, océanos

trillos que lo llevarán al abrazo interminable que jamás sintió

desde su primer grito cuando vio la luz

Mi abuela... Ella…Yrene

de quien nunca se supo dónde quedó su cuerpo con olor a gardenias

a la que nunca vi

a la que nunca toqué

a la que llegó hasta mí solo mientras dormía

después de escuchar historias construidas y reconstruidas a través de la infancia

Ella

Hoy

Cierra el círculo

Con sus seis amores dentro.

 

 

 

10 de julio

 

En los avatares de la vida hay rumbos que nunca imaginamos. Tú, por ejemplo,

soñaste que en la pantalla grande te convertirías en muchas mujeres: alegres,

valientes, emprendedoras, exitosas, satisfechas; también temerosas, indisciplinadas,

perdedoras, desenfocadas, tristes y hoy como puedes ver, no representaste a

ninguna. En la vida real, eres una mujer como todas: te despiertas muy temprano, eso

si es que despiertas, no quiero decir que te cogió el sueño, que te quedaste dormida,

que sonó la alarma y seguiste sumergida en los paseos que haces siempre mientras

tienes los ojos cerrados y el cerebro te conduce por ciudades y campos que nunca

habitaste. No quiero decir que pasaste la noche dándole rienda suelta a un amor que al

fin llegó, porque la verdad es que no ha llegado todavía. Y dices todavía porque sabes

con certeza que llegará.

Dices que sí, que te despiertas porque a pesar de que en momentos sientes que tus

ojos endurecen y casi no se pueden mantener abiertos logras vencer el aturdimiento y

miras como se marcha la oscuridad. Eres una mujer conjugada en todos los tiempos.

Eres todos los sujetos: soportas, escapas, regalas. Eres la mujer activa, sedentaria,

luchadora. Eres simplemente, una mujer extraordinaria.

 

 

 

Y ya nada será como antes

 

El silencio es agudo en esta recién nacida primavera

acuchillada por el aire de unas semanas nunca imaginadas

por la humanidad de un siglo.

En la cocina, las amigas inventan recetas con lo que queda en sus refrigeradores y

despensas,

con sus bocas cerradas, conversan sobre los ingredientes que se deben usar para

descubrir nuevos sabores.

Cada una experimenta un nuevo silencio,

y el silencio mismo se escucha, llora y se atemoriza.

Y yo, en la quietud de mi casa y en el silencio mío, me visitan los que se han mudado,

la niña que fui y los que crecieron conmigo.

Hacemos un recuento de aquel entonces y caemos en cuenta

de que la palabra virus no existía en nuestras conversaciones.

Ahora, en la cocina, me ayudan a sazonar, no solo el almuerzo que he ido creando,

sino a ver también, esta nueva realidad que llora intermitentemente 

porque llegó con nombre y apellido y ya nada será como antes.   

 

 

***

 

 

YRENE SANTOS (Villa Tapia, provincia Hermanas Mirabal, República Dominicana, 1963). Escritora y profesora en la City University of New York (CUNY) y St. John’s University. Libros publicados: Poemas que nunca leo (Puerto Rico, 2019), Pozos (El Salvador, 2017), Septiembre casi termina (República Dominicana, 2016), Por el asombro (Ecuador, 2015), Me sorprendió geométrica (Nueva York, 2013), Después de la lluvia (República Dominicana, 2009) y Por si alguien llega (Nueva York, 2009), El incansable juego (República Dominicana, 2002), Reencuentro (Nueva York, 1997), Desnudez del silencio (República Dominicana, 1988). Co-autora del libro: Desde la Diáspora: Cuentos y poemas de niños y niñas dominicanas (Nueva York, 2005). Como Poeta, se le han dedicado dos ferias: En el 2016, la X Feria de Escritores Dominicanos del Comisionado Dominicano de Cultura de Nueva York y en el 2013, la 10 Feria Internacional del Libro de Escritoras Dominicanas, organizada por Centro de Desarrollo de la Mujer dominicana (DWDC) también Nueva York. Ha participado en conferencias, ferias de libros y festivales internacionales de poesía. Su trabajo fue interpretado por el teatro Pregones, dirigido por la actriz y directora puertorriqueña Miriam Colón en el 2012. Es Co-organizadora del Festival de Las Américas, Nueva York (The Americas Poetry Festival of New York) (poetryny.com).


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com