1026
18 Jun 2020 / 09:50 am

Hace diez años falleció el escritor portugués José Saramago. Lo recordamos hoy con un conjunto de sus poemas. En palabras de la poeta Fadir Delgado Acosta:

¨Hay escritores que cuando se leen, dan la sensación de que susurraran cosas al oído; otros en cambio parecen removernos. Pero existen quienes hacen las dos acciones al tiempo, como José Saramago, el mismo que nos dijo: “Las palabras son sólo piedras atravesando la corriente de un río; si están allí, es para que podamos llegar a la otra margen, la otra margen es la que importa”.

Escritores como Saramago nos retan, nos lanzan al vacío, a la incertidumbre, nos arrastran a lo desconocido. Sus palabras significan más que piedras para cruzar el río; están allí para que tropecemos con ellas y nos detengamos a pensar: un ejercicio que en estos tiempos parece muerto. “Abandonamos nuestra responsabilidad de pensar, de actuar”, advertía.

El 18 de junio de 2010, no sólo se nos fue el escritor; se fue una voz viva, críticaque tomaba posiciones en un mundo donde a pocos les interesa tomar posiciones, sobre todo cuando estas van en contravía de formas y comportamientos establecidos. Saramago sabía alzar la voz y siempre estuvo allí con el tono exacto para revelarnos su desencanto, su pesimismo muy personal e íntimo.¨

 


  

BARAJA


Sobre las mesas echo las cartas de la baraja:
Los amores de cartón y las espadas,
Los diamantes rojos de oro falso,
El trébol que amenaza.
Junto y separo damas y caballos.
Mientras los reyes andan pasmados en la farsa.
Y cuando cuento los puntos de la derrota,
Me sale de allí riendo, como perdido,
En la figura del bufón mi retrato.

      
 Traducción de Ángel Campos Pámpano




"ES TAN HONDO EL SILENCIO"

Es tan hondo el silencio entre las estrellas.
Ni el son de la palabra se propaga,
Ni el canto de las aves milagrosas.
Pero allá, entre las estrellas, donde somos
Un astro recreado, es donde se oye
El íntimo rumor que abre las rosas.

                       Traducción de Ángel Campos Pámpano

 

 

 

EL BESO


Hoy, no sé por qué, el viento ha tenido un
     hermoso gesto de renuncia, y los árboles han
     aceptado su quietud.
Sin embargo (y es bueno que así sea) una guitarra
     organiza obstinadamente el espacio de la soledad.
Acabamos sabiendo que las flores se alimentan en
     la fértil humedad.
Ésa es la verdad de la saliva.

 

De "Poesía completa" Alfaguara Editores, 2005
Versión de Ángel Campos Pámpano

 

 

 

ESTUDIO DE DESNUDO 


Esa línea que nace de tus hombros,
Que se prolonga en brazos, después mano,
Esos círculos tangentes, geminados,
Cuyo centro en cono se resuelve,
Agudamente erguidos hacia los labios
Que ansiosos de los tuyos se desprenden.

Esas dos parábolas que te encierran
En el quebrar ondulado de cintura,
Las calipigias cicloides superpuestas
Al trazo de las columnas invertidas:
Tibios muslos de líneas envolventes,
Torneada espiral que no se extingue.

Esa curva tan suave que dibuja
Sobre tu vientre un arco reposado,
Ese triángulo oscuro que fulgura,
Camino y sello de la puerta de tu cuerpo,
Donde el estudio que de desnudo hago
Se transforma en cuadro terminado.

 

De "Poesía completa" Alfaguara Editores, 2005
Versión de Ángel Campos Pámpano

 

 

LABERINTO



En mí te pierdo, aparición nocturna,
En este bosque de engaños, en esta ausencia,
En la neblina gris de la distancia,
En el largo pasillo de puertas falsas.

De todo se hace nada, y esa nada
De un cuerpo vivo enseguida se puebla,
Como islas del sueño que entre la bruma
Flotan, en la memoria que regresa.

En mí te pierdo, digo, cuando la noche
Sobre la boca viene a colocar el sello
Del enigma que, dicho, resucita
Y se envuelve en los humos del secreto.

En vueltas y revueltas que me ensombrecen,
En el ciego palpar con los ojos abiertos,
¿Cuál es del laberinto la gran puerta,
Dónde el haz de sol, los pasos justos?

En mí te pierdo, insisto, en mí te huyo,
En mí el cristal se funde, se hace pedazos,
Mas cuando el cuerpo cansado se quiebra
En ti me venzo y salvo, en ti me encuentro.

 

De "Poesía completa" Alfaguara Editores, 2005
Versión de Ángel Campos Pámpano

 

 

 

SIGNO DE ESCORPIÓN

 

Sabrás que para ti no habrá descanso,
La paz no está contigo, tampoco la fortuna:
El signo así lo ordena.
Te pagan bien los astros esta guerra:
Por más breve que sea la cuenta de tu vida,
Pequeña no será.

 

De "Poesía completa" Alfaguara Editores, 2005
Versión de Ángel Campos Pámpano

 

 

 

«VENGO DE LEJOS, LEJOS»



Vengo de lejos, lejos, y canto sordamente
Esta vieja, tan vieja, canción de rimas tuertas,
Y dices que la canté a otra gente,
Que otras manos me abrieron otras puertas:

Pero, amor mío, yo vengo a este paso
Y grito, desde la lejanía de los caminos,
Desde el polvo mordido y el temblor
De las carnes maltratadas,
Esta nueva canción con que renazco.

 

De "Poesía completa" Alfaguara Editores, 2005
Versión de Ángel Campos Pámpano

 

 

 

VIRGINIDAD

 

No es esa que el pudor un día deja,
No es esa que fue espejismo y es engaño.
La última puerta es la que importa:
Cazador que porfía, caza alcanza.

 

De "Poesía completa" Alfaguara Editores, 2005
Versión de Ángel Campos Pámpano


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com