722
12 May 2020 / 16:34 pm

 

Compartimos tres poemas de la poeta alemana Nelly Sachs (Berlín, 1891 - 1970), Premio Nobel de Literatura en 1966, hoy a cincuenta años de su muerte.

 

 


Viene uno
de lejos
con un idioma
que quizás encierra
el laúd
con el relincho de la yegua
o
con el piar
de los jóvenes mirlos negros
o
también como una crujiente sierra
que trincha toda proximidad—

Viene uno
de lejos
con movimientos del perro
o
quizás de la rata
y es invierno
por tanto vístelo caliente
también puede ser
que tenga fuego bajo las suelas
(quizá cabalgó
sobre un meteoro)
por tanto no lo riñas
si acaso tu alfombra acribillada chilla.

Un extraño lleva siempre
su patria bajo el brazo
como una huérfana
para la que él quizá nada
nada busca sino una tumba.

 

 

 

 


¿Quién vació la arena de vuestros zapatos
cuando debíais levantaros de la muerte?
La arena, la que Israel se llevó a casa,
¿su arena errante?
Arena ardiente del Sinaí,
confundida con las gargantas de los ruiseñores,
confundida con las alas de las mariposas,
confundida con el ansia de polvo de las serpientes,
confundida con todo lo que se desprendió de la sabiduría de Salomón,
confundida con el amargor del ajenjo secreto.

Oh vosotros, dedos,
que vaciasteis la arena de los zapatos de los muertos,
¡Mañana seréis polvo, vosotros
en los zapatos de los que han de venir! 

Traducción de Javier Tubía

 

 

 

 

 


Estamos tan heridos
que creemos morir
cuando la calle nos lanza una mala palabra.
La calle no lo sabe,
pero no soporta semejante carga;
no está acostumbrada a soportar un Vesubio de dolores
sobre ella.
Han sido devastados los recuerdos de los tiempos antiguos,
desde entonces la luz es artificial
y los ángeles ya sólo juegan con pájaros y flores
o sonríen en el sueño de un niño.


Traducción de Manuel Zubiría

 

 

 

Nelly Sachs (Berlín, 1891 - 1970). Hija de un rico industrial judío, recibió una esmerada educación dirigida por instructores privados. Se exilió en Suecia durante la Segunda Guerra Mundial, gracias a la intervención de la escritora Selma Lagerlöf, quien poco antes de morir, logró su visado para radicarse en Estocolmo en compañía de su madre. Parte de su obra está contenida en los títulos: "En las moradas de la muerte" 1947, "Eclipse de la estrella" 1949, "Eli o la Pasión de Israel" 1951, "También el Sol es apátrida" 1957, "Elegías a la muerte de mi madre" 1957; "Huida y transformación" 1959 y "Poesías Tardías" en 1964. Recibió el Premio de Literatura de la Asociación de Líricos Suecos en 1957, el Premio Droste en 1960, el Premio de la Paz de la Industria Editorial Alemana en 1965. En el año de 1966 compartió el Premio Nobel de Literatura con Shmuel Iosef Agnón, escritor israelí. Falleció en Estocolmo en 1970.


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com