619
27 Mar 2020 / 13:12 pm

 

Compartimos una selección de Mauricio Peñaranda (Pamplona, 1962) quien fue ganador de la Convocatoria Municipal de Estímulos de Pereira, 2019 en la modalidad de Poesía. Próximamente se publicará el libro El Último Exilio al cual pertenecen los poemas a continuación:

 

 

 

 

 

AKUTAGAWA RIUNOSUKE

 He muerto, pero si levantan mi brazo, descubrirán que estoy sudando. Tal fue la tensión de mi vida, tal es la tensión de mi muerte.

 

 

 

 

 

GABRIEL FERRATER

La desesperanzada sensación de que en cualquier momento este trance se resolverá, que recogeré mi equipaje y partiré a algún lugar donde reine el sosiego. Cuánto extraño los rostros que empiezan a disiparse de los nombres, los angostos callejones de Reus, las plazas espaciosas y las casonas de balcones florecidos y abigarradas molduras donde transcurrió lo mejor de mi vida. Aquí no hay rostros ni lugares, no hay espera que pueda resolverse con alguna llegada, no hay puertos ni estaciones. Ni siquiera un cuerpo suficiente para suicidarme otra vez y diluirme en la nada.

 

 

 

 

 

JOSEPH BRODSKY

Es claro que la imaginación de Dios se activó para el deleite de los hombres en el mundo. Separó la luz de las tinieblas, creo el mar, nos dio la Tierra y nos instruyó sobre la vida y la posibilidad de transformarla. Pero de la muerte no se ocupó.

  Después del infarto vencedor, los amigos se preguntarán dónde estoy. No sería desmedido responder que en un sin lugar donde solo se incuba la nostalgia. Ni frío ni calor: un ámbito inocuo que podría caber en la imaginación de un ateo corriente.

 Me pregunto si por una errónea manipulación en el registro no trocarían mi documento de admisión. Si en Leningrado sucedía, ¿por qué aquí no habría de suceder?

 

 

 

 

 

ZBIGNIEW HERBERT

En este lugar semejante a un paisaje lunar, conmueven los despojos de los ángeles. Blancos, translúcidos, inermes, trasuntos de una belleza sin origen, adosamos las alas a los rígidos cuerpos para sepultarlos bajo los arenales estériles de la eternidad. Son innumerables los rostros de la perfección yacente.

 Por costumbre, las almas devotas se hincan frente a los túmulos dispersos. Desconocen que como a un coloso de ceniza, no muy lejos, los vientos del desastre vapulean el maltrecho cadáver de Dios.

 

 

 

 

 

Mauricio Peñaranda (Pamplona, 1962) Vive en Pereira dedicado a escribir. Ha sido ganador de varios premios nacionales de literatura. Ha publicado el libro: Voces de Poetas. Próximamente se publicará El Último Exilio. Tiene inéditas tres novelas infantiles.

 


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com