612
13 Feb 2020 / 08:25 am

  

Compartimos una selección del poeta chiapaneco Luis Enrike Moscoso (Villaflores, México, 1984) Ha publicado Matar los Cuervos del Alma (Independiente, 2012), Brujulario (Espantapájaros, 2013), Radiografía de un Crustáceo. Selección poética (Espantapájaros, 2018) y Punto de Fuga (colectivo, Espantapájaros, 2019).

 

  

II


Llorar improvisando, De memoria. ¡Llorar todo el insomnio y todo el día!
OLIVERIO GIRONDO.


a)


*
Se puede encontrar en el estruendo
el agrio sabor del malversado hierro
colgar los guantes
                                    salir de nuevo
Volver a ser expulsado del cielo

 

 

 


*
Cortar las redes
El rumbo a sotavento
Mirar de lejos la mañana
                                        el océano
el último y desgraciado intento

 

 

 

 

 

*
Hace siglos el vaquero
cabalgaba colinas tersas
como nubes en invierno
corazones lunares eran la posada
                      el descanso
                                             su propio rencuentro

 

 

 

 


*
todo es humo, humo negro

 

 

 

 


*
sangre entre los dedos tengo
                               ¡entrañas sobre el lienzo!

 

 

 

 

 


*
Desfile
Manos y voces
                         ¿de dónde viene tanto silencio?

 

 

 

 

 

 

c)


*
Me detengo

                                  ¿será acaso la obsesión añeja del tiempo?
                                  ¿el ojo gris del gato tuerto?
                                  ¿las imantadas puertas de los cementerios?
                                  ¿las ganas puercas de dormir despierto?

 

 

 

 

*
Es la noche
La víbora negra con mortal veneno
Un sordo batir de alas y miedos

 

 

 

 


*
Esta rima señores
Este intento
Es el dolor del parto nuestro

                                   Ya sabrás Vallejo:
                                          Morir un día del que se tiene ya el recuerdo

                                    Y tú
                                    Alto azor del cielo:
                                          Matar al monstruo
                                          El que custodia el sueño

                                    Y qué me dices niño genio
                                          ¿una vida larga en el infierno?

                                    Y tú
                                    Farsante
                                    MOSCOSO
                                    Forastero

                                            ¿acaso el lobo inocente
                                                      atrapado bajo la piel del malvado cordero?

 

 

 


*
Rima necia
Tren sin freno
¿no te alcanza con cortar mi cuello?

                        Y ya no basta nadar en llanto
                                                     ¡Oliverio!

 

 

 

 

VIII

Este verso se entrega a sí mismo
Va seduciéndose lento
con calma de gato
con silencio de gato
Perdido de sí
                            se pospone
                            se amamanta
                            se amarra las manos a la cama
                            se ama
                            se toca
                            se moja los internos musgos
                            se tiembla
                            se pierde
                            cierra los ojos y despierta
                                     desnudo
                                              y agotado
                                              después de tanta charla

 

 


XII

Mil sueños caen a pedazos
por las paredes del cielo

Encuentro en ti
este sabor amargo a nostalgia
                           a mierda reposada
                           en las pestañas del tiempo
encuentro en la boca de tus calles
el arrabal sin rumbo del que soy dueño
                                      en el pecho de tus horas
un costal de huesos de poeta
buscando entre la basura un cuerpo
encuentro en las caderas de tu noche
unas manos sin sangre
partiendo el pigmento
de sus propios recuerdos

Soy la sombra de quien fui
                 ciudad sin dios
                 ciudad de vuelos de palomas raquíticas
                            que buscan en el cielo
                            la añoranza del perdido

Vine a ti a curarme de la muerte
y encontré en tu entraña
el último segundo de una vida sin vivir
                             de un pasado que se crece
                             de un futuro negro como el caballo de las horas
que aniquila a pasos de gigante
la mirada de tus venas de hierro

Ciudad de locos
has de morir
ahogada en tu propia sangre negra
como muere la botella
ahogada en la garganta
de mi propio entierro

 

 

 

 

 

Luis Enrike Moscoso (Villaflores, Chiapas, México, 1984) es artista visual, poeta y editor. Ha publicado Matar los Cuervos del Alma (Independiente, 2012), Brujulario (Espantapájaros, 2013), Radiografía de un Crustáceo. Selección poética (Espantapájaros, 2018) y Punto de Fuga (colectivo, Espantapájaros, 2019). Además, su trabajo ha sido publicado en diversas revistas impresas y virtuales. Ha sido incluido en antologías en México, Guatemala y Honduras. Ha impartido talleres de poesía y producción plástica. Ha sido becario del programa PECDA en su edición 2018. Es miembro del taller del poeta Óscar Oliva y director general de Espantapájaros Editorial desde 2013.

 

 

 

 

 


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com