278
09 Jun 2019 / 10:24 am

Presentamos un conjunto de poemas del escritor Alexander Elías, seudónimo de Fredy Alexander Muñoz Garzón. Poeta colombiano que transita entre Ipiales y Tulcán, sur de Colombia y norte de Ecuador como promotor de lectura y Artista formador en Literatura. Su poesía es un eco de los paisajes que habita, montañas de suspiros y un constante esplendor de jardines viajeros que se retrata en su voz que cabalga por la experiencia y el testimonio. Aquí sus versos:

 

Holograma 25

 

Sabes Jho

Quisiera escribir algo para ti

Que hable de tu belleza

De tu genio, de tu inteligencia

Aunque deseé preguntar como todos

Por el sabor de tus labios

La turgencia de tu busto

Y el almíbar de tu entrepierna

Pero es obvio

Todo lo virtual es bello

Aunque lo real solo sea un destello

De la luz verdadera que llevas dentro

Así que Jho

Que lindo verte joven

Loca y tierna

Más allá de la evidencia

Y de las apariencias.

 

Viceversa

 

Todo lo real es imaginario

Como tus besos en despedida

Que disputan la sal y el almíbar

De cada uno de mis recuerdos.

 

Todo lo imaginario es real

Como la corona de laureles y espinas

Con la que distingues mi poesía en tu reino

Como la luz que proyecta sombras

En la memoria y en la vida.

 

Todo lo real es imaginario

Como tú y tus dramas de nomeolvides

Como yo y estas ansias de acunarte

Como el tiempo que se nos acabó.

 

Lo que me enamora de ella

 

Salí y me encontré con la poesía que buscaba

sus versos de cálida saliva me confortaron

                              /con besos arrebolados.

Y es tan hermosa ella, mujer poema

metáfora que me ilumina con sus miradas

de salvaje terciopelo y sonrisa de catarata.

 

Yo caminé de la mano de su esencia

y dormí y desperté con ella en mi pecho

y fuimos etéreos en nuestro encuentro

y tan carnales en nuestro secreto.

 

En la hipérbole del vuelo de los silencios

ella me da serenidad y confianza.

Yo le digo que creo en ella

que la veo y la observo y la contemplo

y ella también me dice que cree en mí.

Su luz verdea de emoción en mis pupilas

ella sabe que la amo, ya se lo dije

(temo la disonancia y el eco de los tequieros)

puede que no repita tanto esa palabra

pero le digo a diario con ojos sinceros

te lo dije y ella se ríe y me versa.

 

 

Poema de media noche

 

Tú me dices que todo está bien

Y yo te quiero creer

Pero los dos sabemos                                

Que algo anda cojeando

Tal vez el mundo                                      

Guiado por la ciega justicia

Tal vez los sueños                                        

Que no despiertan a la realidad

O los besos furtivos                                      

Con que distraes mi amor

Tú me dices que todo está bien

Y yo quiero creerlo

Pero no basta con decirlo sin saberlo

O escucharlo sin sentirlo

Algo le falta a la gente                                      

Y no es solo pan o circo

Tal vez sea una suerte de conciencia

Tal vez se trate de palabras inefables

Necesarias de tanto esperar ser inventadas

Tú me dices que todo está bien

Y yo quiero creerte

Pero mis ilusiones                                

Puestas en tus bolsillos rotos

No cesan de perderse en tus rutinas

De malabarista sentimental

Tal vez mil palabras no digan nada

Tal vez un silencio diga todo

Y calladamente siga su rumbo mi corazón.

 

Del anonimato colectivo

 

Todos tienen una historia

Muchas historias

Todas las historias

Mi historia no es diferente a las demás

Empezó siendo solo una historia

Una historia solitaria

Que de a poco se fue haciendo compañía

Con muchas historias más

Hasta ser como todas las historias

Con una pequeña diferencia

Esta historia la cuento yo

Y tú y ellos, y seguirá así

Hasta que se haga de nosotros

Y ya no importe tanto yo

Ni tú, ni ellos, solo nuestra historia

Solo nosotros.

 

Cuenta regresiva

 

Por dónde empezar a contar

Las azucenas que sucumbieron

Los soles que declinaron

Las lunas llenas ausentes

El temor de lo sagrado

La lluvia en su unidad

Los días como acantilados

El silencio sideral envanecido

Las mañanas sin auroras

El tiempo y sus misterios

Los sonidos de lo ausente

Los vacíos de lo abundante

Las soledades de las caracolas

Las vanidades de lo pretérito

Los sinsentidos complementarios

Y la sensación de lo inevitable

Cada vez más cerca.

 

Alma

 

Sabes

En este tiempo he aprendido que la elocuencia del silencio

También tiene misterios por develarnos

He caminado a la orilla de mí mismo por mucho tiempo

Y en ese trasegar periférico

Me pude encontrar con tu mirada en mis ojos

Y entendí que me esperabas

Como una primavera que sabe que se agota

Poco a poco, el invierno.

Ya he roto mi crisálida de NoPuedos

De excusas y de miramientos

Me he arrojado al vacío de la hoja

(Pantalla en blanco)

Y al parecer sigo cayendo.

En verdad el vértigo solo surge antes del salto

Ahora toda la nada que había NoDicho se va desdibujando

Y puedo contornear en el horizonte próximo

Un Te Amo. Te Agradezco.

Tu sabes Alma, y si no lo sabes lo intuyes

Que escribir es desnudarse por dentro

Es mostrar más que creatividad y talento

Es mostrarse tal como nos vemos y sabemos

Por eso, con la paciencia que aún no tengo

Y sin las excusas que me sobran, te escribo

A pesar de una voz interna

Que reconociendo que puedo

Me dice: no quiero

(¡Saludos del nerdo!)

Te escribo, porque de algún modo me escribo a mí mismo

Y puedes leerme en las gotas de lluvia

Cuando consideres necesario hacer acopio

De las pistas que te dejo

Para encontrarte a ti misma, más allá del anhelo.

Ahora el compromiso ya no es solo con otros

Sino con el oro que nos brilla por dentro.

Te seguiré escribiendo

Aun cuando cansada de esperar

Te hayas marchado al rincón de tus recuerdos

Y de tanto recordar te hayas olvidado

Del camino que nos lleva a todas partes

Y que se empieza caminando hacia adentro.

Te escribiré y mantendré contacto contigo

Porque cumplo mis promesas

Porque aprendí a ser mi palabra

A determinar ser quien quiero.

Soy un escritor que se alimenta

Y se nutre de las palabras

Que recorre y juega y se divierte

En el horizonte de los sentidos

Más allá de los significados estrechos.

Te escribiré porque escribiéndote

Más me encuentro

¡Feliz día!

Feliz resto de vida

Alma mía.

 

***

 

ALEXANDER ELÍAS seudónimo de Fredy Alexander Muñoz Garzón. Poeta colombiano. Gestor y activista cultural con formación humanística y amplia capacidad de liderazgo en procesos y proyectos de formación de públicos y de espacios para la promoción de Lectura y Escritura, con publicaciones en distintos medios digitales e impresos, nacionales e internacionales. Su trabajo está publicado en los libros: Vuelo a Marte (2005) Ventana de Fragmentación (2008) Mensajes de Texto, Plantillas Poéticas (2008) Amores Urbanos (Antología 2011) Poca Tinta (Antología 2012) Letras por Suramérica, Capítulo Tulcán, Nuevas Voces del Ecuador (2012), Sueños y otros versos clasificados (Amazon 2014), Amores Urbanos II (Antología 2015), Poesía Digital Antología App (PlayStore 2017), Ventana de Fragmentación E-Book (2018) Contando Cuentos (Antología 2018) Poesía en Paralelo Cero (Antología Festival Internacional 2019). Actualmente se desempeña como: Editor/Corrector en Mango Biche Ediciones. Gestor Cultural del Festival Café Libro del Carchi Ecuador. Promotor de Lectoescritura en la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión Núcleo del Carchi y Mediador de Lectura para la OEI en el Plan Nacional del Libro y la Lectura José de la Cuadra de Ecuador.


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com