Recientes Últimas publicaciones

694
03 Ene 2019 / 09:24 am

 

Una selección de Carolina Dávila (Bogotá, 1982) con poemas del libro Imagen (in)completa publicado por la colección “Un libro por centavos” de la Universidad Externado de Colombia. En el año 2010, ganó el Premio Nacional de Literatura del Ministerio de Cultura con el libro Como las Catedrales.

Camila Charry Noriega ha escrito: “En este libro encontramos la voz de una poeta que no limita su mirada; todo lo que toca: el cuerpo y su hondura, la multiplicidad del viaje, el pasado inexorable, son elementos llamados a la imagen depurada como certeza de que en lo pequeño, tantas veces, está la belleza y la potencia de la vida.”

 

 

 

 


ESTA HISTORIA COMIENZA CON UNA NECESIDAD DE HACERSE CARGO
arreglar las duchas de la casa
las fugas de agua
resolver el incremento en las cuentas de servicios públicos


Terminan en el baño ordenando cajones
Ella revisa la fecha de vencimiento de los medicamentos
frunce el ceño, desecha un par
A él le resulta sexy su exagerada preocupación
el miedo a una muerte de la que sin duda se enteraría
meses después


Con esta dinámica
le hacen el quite a lo importante
sientan las bases para un aséptico final


Una puerta se cierra y separa los días
que sucederán en escenarios que coinciden
en un cúmulo de recuerdos fragmentados:


Alguien ajusta un ahorrador de agua en la cocina             alguien lee
en cinco lugares diferentes de la casa                      alguien riega
el jardín, siembra una planta                        alguien se topa dos veces con
un verso que agradece el deterioro                     alguien pasa la noche fuera
alguien sale en la madrugada a reconocer las calles
alguien oculta una pequeñísima verdad                no se lo
dije, si no lo preguntó                palabras que nadie dice y en las que
nadie cree


Nos enseñaron a amar en la precariedad                     territorios
demarcados           esferas de dominio                  títulos de propiedad
sutiles                  redondos               brillantes         

Nos enseñaron a ser frágiles             a hacer responsables a los otros
a tener siempre a la mano                    una triste historia de la infancia


Alguien ve el atardecer               mientras le suben por las piernas
las ganas de cambiar el mundo                Alguien hace el amor en una
escalera                 en un peral              en una esquina oscura
y a escondidas


Alguien asume un riesgo                pequeño            minúsculo
insignificante


Alguien hace el amor en una escalera                  desata un nudo
en silencio                 asume un riesgo                Total se va del pueblo
total le queda chico

 

 

 

 

 


LA DIFICULTAD NOS EMPARENTA
Estas ganas de insistir
–vencidos–
en prender el fuego después del aguacero


En apilar leña
y raspar la corteza con las uñas
esperando encontrar en el corazón seco
el origen del incendio

 

 

 

 

 

EL DETERIORO SE CONCENTRA EN LA FALTA DE ENTUSIASMO
la cortina convierte los rayos del sol
en reflejos verdes y satinados
–una falsa imagen del afuera–
pero nosotros sabemos que este
es otro día
del que saldremos perdiendo


Lo sabemos porque es tarde
Aunque nadie se atreva a decirlo
siempre es tarde


Ocurrió mientras hablábamos
de grandes cosas
que –estábamos convencidos– no significaban nada
pero creímos
dejamos de esperar aviones
noticias
breves correos con las palabras adecuadas


Algo frágil separa la idea del resultado
la frustración del deseo


Se hizo tarde
Todos los vuelos llegaron a tiempo
dejando expuesto el desequilibrio
la distancia de nuestras pérdidas

 

 

 

 

 

LO INSIGNIFICANTE
Eclipse, superluna y equinoccio
pasaron sin nosotros
somos lo que va perdiendo su nombre
mientras un vuelo se retrasa
y en una ciudad
                                    la más triste del continente
una mujer grita
y revienta vasos contra las paredes

 

 

 

 

 

[EL CUERPO, LA MURALLA]


Un ojo expresa su resistencia y se cierra
en la claridad del silencio
se confunde el tecleo con la taquicardia


El día es este atropello que pasa por el cuerpo
Por la postergación
de los alimentos y la fatiga


el cuerpo puesto en medio
el cuerpo
                    barrera de contención
recibe los embates de la palabra
de las milimétricas negociaciones


para que nada cambie
para que se mantenga en el límite
la realidad con su desgarro

 

 

 

 

 

 

CON LA LLUVIA NO PENETRAN OTRAS AGUAS

Yo amaría a esa mujer que deambula
por un desierto de noches heladas
mientras le llegan los rumores de algún puerto
pero no rompen ellos su silencio
ni suavizan los surcos
que el dolor trazó en su cara
La amaría porque no se doblega
porque con la lluvia no penetran otras aguas
porque su cuerpo se abre ahí
donde a la primavera no le alcanza

 

 

 

 


La ola regresa
ha dejado en la roca sus esquirlas
reposa, se confunde
vuelve a ser mar
                                           olvida el golpe

 

 

 

 

 


ELLA OLVIDÓ EL NOMBRE DEL PAÍS QUE ATRAVIESA
la luz entra por la ventana equivocada
y la brújula no marca el norte hace un buen trecho


¿Y qué si la luna corona la plaza un medio día?
¿si llamas, burros y avestruces se sacian en el mismo
abrevadero?


Perdida la orientación
todo puerto es buen destino

 

 

 

 

 

Carolina Dávila (Bogotá, Colombia). Es escritora y abogada feminista, magíster en Derechos Humanos y Democratización y aspirante a mfa en Escritura Creativa. Ha sido editora de Rio Grande Review y del Fanzine La Trenza. En el año 2010, ganó el Premio Nacional de Literatura del Ministerio de Cultura con el libro Como las Catedrales publicado por la Universidad Nacional de Colombia (Bogotá, 2011); Fundarte (Caracas, 2014). Poemas suyos hacen parte de las antologías Postal del oleaje: poetas nacidos en los 80: Colombia-México (Monterrey: Universidad Autónoma de Nuevo León; Bogotá: Editorial Con las Uñas, 2013), The Other Tiger: Recent Poetry from Latin America (Wales: Seren Books, 2016), entre otras. Algunos de sus poemas han sido traducidos al inglés, el italiano, el portugués y el árabe.

 

 


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com