2097
04 Jun 2015 / 18:22 pm

 

Los invitamos a la presentación de los poetas Gustavo Adolfo Garcés y Víctor López Rache, en Librería Trilce el próximo miércoles 10 de junio.

http://www.libreriatrilce.com/miercoles-de-poesia-con-gustavo-adolfo-garces-y-victor-lopez-rache/

 

 

GUSTAVO ADOLFO GARCÉS


Medellín, 1957. Ha publicado: Libro de poemas (1987), Breves días (Premio Nacional de Poesía Colcultura, 1992), Pequeño reino (1998), Espacios en blanco (2000), Libreta de apuntes (2006), Breves días -antología- (2010), Hasta el fin de los números (2012) y Una palabra cada día (2015).


GRABADO

En un jardín

a la luz de un farol

junto a un dragón
de hierro

un anciano lee

cae una hoja

el lector sonríe

y se dibuja
borrosamente
una lámina

no podemos ver
el resto

al lado
hay un camino
que nos es prohibido

todo es secreto



JARDÍN

Mirar el jardín

la inscripción
de una sombra
en la piedra

una flor
gris azulada

los ojos astutos
de un pájaro

todo
consagrado
tal vez
a ocasionarnos
pequeños
estremecimientos

la vida ocupada
en la costumbre
de la luz



LI PO

Ebrio
caminé por el bosque
hasta llegar al riachuelo

llené el cuenco de agua

se salieron todas las estrellas



***


VÍCTOR LÓPEZ RACHE

(Toca, Boyacá, 1959). Antes de despertar, antología 2013. Sueños adelante, selección poética, 2009. Sin espejos, Premio Nacional de Poesía Imaginación para un nuevo milenio, 2000. La casa, Premio nacional de poesía Ciudad de Bogotá, 1992. Otra orilla de luz, 1985. También obtuvo en 1990 el premio de poesía Universidad Externado de Colombia. Finalista en el II Premio Nacional de Cuento La Cueva 2012. En 1988 fue finalista en el IV concurso nacional de cuento Francis A. Newall y en 1987 en el II concurso latinoamericano de cuento Ciudad de Florencia. Poemas suyos han sido incluidos en distintas antologías. Fue comentarista de libros en el Magazín Dominical y, entre otros prólogos, son conocidos los de Carlos Obregón y Madame Bovary. Escribe ensayo y su trabajo habitual es en prosa.


SIN PELDAÑOS

Para admirar el ritmo de tu cuerpo
tomé de espaldas la escalera.

Si tus brazos eran llamas
yo subía un paso;
si tu cintura convocaba la voluptuosidad del movimiento,
subía otro paso
para mirarte en línea recta desde la húmeda luz de tu corona.

Tú bailabas y yo subía
sin advertir que tras mis pasos
iban desapareciendo los peldaños.

Y cuando una equivocación de la orquesta te hizo revelar
que ningún pie de bailarina resiste el peso de las ilusiones
quise regresar a darte aire;
pero la desaparición de la escalera
ya había extendido el vacío entre tu imagen y mi cuerpo



VISITA A MAPIRIPÁN

Mirando la retorcida forma del antiguo lecho
quise atraer tu imagen;
pero dentro de una piedra hubo gritos.
No tuve tiempo para convertirme en fantasma
ni intenté saltar los trozos de pared
o abrir los hierros que ayer fueron puerta.
Convertido en un temblor de aire
temí que regresaban
a llevarse el ahogo de las ventanas.



ARTES DE LA AUSENCIA

Antes de tu visita
en la ausencia de tu cuerpo
mis manos padecían edificando el cielo
y el paisaje de las ventanas estaba triste como un paraíso sin el árbol del mal.


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com